viernes, 24 de mayo de 2013

"VÉRTIGO" EN EL JUANAR

Amigos todos:

No esperéis en este rececho grandes cabras monteses, si no más bien una chicuela y con sarna. No esperéis montañas de grandes altitudes, si no farallones desde los que se ve La Mar. No esperéis, por último, a un gran cazador de alta montaña, si no más bien un montero cateto a punto de hacer su sueño realidad. Esperad, eso sí, un día de perros y una fe inquebrantable para conseguir el objetivo que me había marcado, pues hubo un momento en que lo pasé rematadamente mal, y lo dice uno que ha bregado mucho en el monte.


Hace cuatro meses me pidieron desde Trofeo que les narrara un rececho al rey de nuestra fauna, y como no tenía más experiencia que esta, a pesar de estar ya contada en mi libro "40 años monteando narrados en primera persona", con su aquiescencia me puse a ello. He aquí lo que salió.


           Un tiro muy largo pero dobló. De saber lo que tenía detrás...

Ojalá lo disfrutéis. Para acceder al escanéo solo tenéis que pinchar AQUÍ

Recibid un abrazo y besos para las señoras

Lolo Mialdea

jueves, 9 de mayo de 2013

MONTEAR A LA ANTIGUA USANZA

  Amigos todos:

Así encabezaba el artículo que el pasado Abril publiqué en TROFEO:




Para los que vivimos desde niños la montería española al modo tradicional, presenciar en 2013 un desfile de canes acollarados y batir el monte con perros de rehalas con su dueño y su perrero de plantilla, entre el sonido de los trabucazos, fue como una regresión en el tiempo, un reencuentro con nuestro yo auténtico, una verdadero espaldarazo de felicidad.

                   Mis buenos amigos Rafa Alcaide, Jose María Cadenas y Diego Garcia-Courtoy


Y es que, ciertamente, fue un día muy especial, más como ya está todo dicho en el texto que luego desplegareis, mejor no me enrollo.

Otrosí digo: que les quedo inmensamente agradecido a Rafa Alcaide, que me invitó a su puesto en píe de igualdad, y a los miembros de la directiva del Aula Cinegética de Real Círculo de la Amistad de Córdoba, Con Paco Beltrán, Manolo Ríos y Juan de Dios Pliego, que me acogieron fraternalmente y me hicieron sentir uno más.

Y cómo no a las rehalas participantes, sin cuyo concurso ninguna montería sería posible, máxime en esta en que lucieron sus viejas mejores galas y no le hicieron ascos al trabuco.
     Aquí con la rehala de Jesús Bernier, sus celebres remendados y su perrero Rafael Santiago, que se jubila este año, y por ello también lo deja Jesús

Y, por supuesto, a la propiedad, Manolo González Arias, que nos cedió gentilmente su casa y su arrendada finca de Los Pinos, bañada por las aguas del pantano de Puente Nuevo.

Sin más, me despido de vosotros entre el sonido de las campanillas y el tronar de los trabucos, cuyo olor a pólvora negra aun conservo en la pituitaria

                 Con Rafa Alcaide en el paso que nos correspondió en tan memorable encuentro

¡Que diferentes suenan las ladras, música celestial por si mismas, rodeadas de estos otros casi olvidados sonidos, que inflaman el alma.

Como siempre, tras leer esta entradilla, clicad AQUÍ para ver el artículo original escaneado.

   Recibib un fuerte abrazo y besos para las señoras

        Lolo