jueves, 26 de enero de 2012

HOMOLOGACIÓN DE TROFEOS DE CAZA: CONCEPTOS BÁSICOS Y PROCEDIMIENTO (II parte)

  
Os dejo la segunda entrega sobre como abordar la homologación de trofeos cuando se es neófito. Abordaremos las especies Muflón, Corzo, Gamo y Venado, muy frecuentes en nuestras monterías y recechos hispanos.Hago la advertencia de que nos enfrentamos a las especies más difíciles de medir, en especial el gamo, pues influyen mucho conceptos subjetivos de belleza y penalizaciones.


Aquí me tenéis, en plena faena, con un buen venao


He procurado hacer su lectura lo más amena posible dentro de lo arduo del tema y por eso no os aburro más.
Para abordar su lectura en formato real, tal y como se ha publicado en Trofeo Caza Mayor de este mes de enero (Nº 17) solo tenéis que pinchar AQUÍ


Un abrazo y... buena caza


jueves, 19 de enero de 2012

UNA SEMANA GLORIOSA

Si he tardado en hacer esta entrada es porque tenía mis motivos, o mucho mejor dicho, una absoluta falta de tiempo por casi no parar de montear o cazar. Esto va a ser un anticipo, a excepción de la montería de "Las Meloneras" (presunto nombre de lo que monteamos el sábado 7 de Enero), que trataré con algo más de profundidad. Pero me explico:

Empezar a montear el citado sábado; tirar los zorzales el domingo; volver al monte el miércoles para echar ese lujazo que es La Solana de Rafa Ruda; salir el viernes hacia Marruecos para manchonear sábado y domingo, ¡¡Y encima matar !!... ¿Es o no una semana gloriosa? Dejaré nuestra experiencia allende el estrecho con solo unas fotos comentadas para poneros los dientes largos, y me centraré en las “Meloneras” esas jejeje

Como es mi costumbre cuando se da esa linde con Las Mesas, opté por hacer como una pequeña montería dentro de la grande. Claro que estuvimos en la junta, pero nuestra armada de Los Badenes salió la primera como corresponde a su condición de cierre a las principales querencias. ¡Cuatro pasos, cuatro, pero más chulos que un 8!

Reuní para la ocasión una armada cruzada entre madrileños y cordobeses, pues mis grandes amigos Miguel Ángel Búa y Tito Jiménez con su hijo Álvaro, se pegaron el madrugón para estar en Córdoba, en el San Luis, a las 08:15. Los “Califas” fuimos Miguel Ángel Vara y el que suscribe. Tiramos 2 de los 4 puestos. Normal en lo abierto.

Sorteé y me quedé de postor –y en el mejor paso, porqué no decirlo– y previo cambio gentil por parte de M.A. Vara con Tito -por aquello de que el primero no tira con visor- y el 3 (paso de la zahúrda) es de tiradero amplio, nos colocamos M.A. Vara en el paso del Raso del Conejo, M.A. Búa en el de Los Badenes. Tito con Alvaro en el ya citado, y yo en el 4 conocido como Gatera de los Alambres o de la Fuente del Pastor, que por ambos nombres se lo conoce.

Nuestra pequeña gran armada

Me tengo ahora que centrar someramente en lo que fue mi jornada y faena, porque aun no poseo el don de la ubicuidad.

La postura no es ni de tiro corto ni largo, pero si se sabe aguantar los bichos se suelen tirar con la culata... como así fue. Nada más llegar, 3 ciervas y un venado me entran atravesados pero derechos a Tito. Lógicamente, y respetando al compañero, no tiro pero se les vuelven sin siquiera verlos pues el aire revocaba constantemente, pero lo hacen más altos y enmontados y no me dan opción a tirar. Tanto da.

A poco, antes de la suelta, siento un charabasqueo que me viene derecho. Me barrunto un marrano porque viene muy lento y parando cada 3 metros, pero qué va, lo que acierto a entrever a unos 80 m es un venao que, por los pasos que lleva, si no me delata el aire, me viene derecho a los pies. Sus buenos 5 minutos tardó –con lo que eso supone para realzar el lance– en encajárseme a veinte metros en la mismísima gatera. No quise esperar, ni falta que hacía. Aproveché que hizo un alto en las piedras del arroyo, le puse la cruz del canuto donde se estoquea a los toros, y piqué el tiro. ¿Que cayó fulminado? ¡Qué va! ¡Cosas del .270! 

Herido de muerte pero como un basilisco, cruza el gajorro, atropella la endeble alambrada y se me mete encima. A 10 metros le quemo otro tiro sin apuntar (luego supe que se lo di en los jamones) que aunque no lo tumbó, sí que lo volvió. Cuando logré verlo estaba pechienfrente, a unos 40 metros, amorcillado. Tiro al codillo y cae. Tranquilamente me dispongo a recargar cuando... ¡Va y se levanta echando a andar lentamente! Nuevo tiro a las paletas y ya rueda para no levantarse. ¡Lo que aguanta un bicho con porte cargado de adrenalina no está en los escritos!, y lo poco que para el .270 cuando se tira cerca a los cervunos, tampoco. Ha sido un lance de banderas, jugado por derecho y concluido en jurisdicción. Sonrío para mis adentros.

Mi venao de "Las Meloneras-Los Vadenes"

Nada entra en el resto del día, pero tiran a mi derecha 2 veces. ¿Tito o Miguel Ángel? Ojalá los dos.

Un cochino me llega por las espaldas, desde lo nuestro, hasta muy cerca, pero le cargo el aire y tras bufarme se vuelve. Casi inmediatamente se enciende una ladrá con dos perros por toda fuerza, justo por donde se ha ocultado. Me preparo, siento el porrazo contra los alambres y me quedo con el molde. Lo que sea, se ha quedado en el arroyo, y siento los perros morder. Corro por si es un macho y hace falta pinchar... ¡y me encuentro un venao desnucado!. Me fijo y tiene un tiro en la panza pero bien alto. Me paro y pienso, y llego a la conclusión, que se mostró cierta, de que era uno de los bichos tirados por mis compañeros. ¡Joder, pues no está mal la cosa! Resultó ser de Álvaro, que se regaló este bichete en el día de su cumpleaños. ¡Felicidades, chaval!.

Álvaro con su venao

Poco más puedo añadir que no muestren las fotos, salvo que nos pusimos feos de habichuelas de lata (buenas pa verlo), y la alegría de un día echado entre buenos amigos, que a pesar de la paliza se volvieron más que contentos camino de los madriles.

Los protagonistas dando buena cuenta de las habichuelas

Al caer la tarde, el amigo Vara levantó el campo para tirar zorzales tal y como lo habíamos previsto. Yo lo acompañé pero me apoltroné en el coche y me quedé frito. Al final se me vino el aparejo a la barriga, lo confieso. Me sentía cansado y ya tiraría los pajaritos al día siguiente. Por hoy ya me vale.

El descanso del guerrero en el cortijo de Las Mesas

PD: En posteriores entradas os contaré la montería de La Solana, de la que no aporto fotos pues aun no me las ha mandado Rafa Cadenas. De la fantástica aventura africana os dejo una muestra. En su día os colgaré en este rinconcito del ciberespacio, los artículos que del viaje iré pariendo para Trofeo.


ALGUNAS FOTOS DE MI AVENTURA AFRICANA

En la Casa de España de Tetuán, donde no pude evitar besar la bandera

Sorteo de las posturas


Con mi marrano. El-Mediáh 14-1-2012


El monstruo que mató Rafita de Terán a mi lado


El-Mediáh 14-1-12. Todas las escopetas menos Rafa Terán y yo 

Señalados con una flecha, Joaquín Benet y Rafa de Terán, capitanes de montería y el segundo, tambien, rehalero ceutí.

 Todas las escopetas menos el Joaquín Benet. Kalali (¿le recuerdan?), un servidor, Abdelazis, Pichú, Vito, Enrique, Quique, Rafa y Horacio. Agachados, Enrique Jr. y Rafita

 Los afortunados de El-Mediáh


Agregados el domingo: Antonio Doncel, Enrique Palomo y Antonio Ocaña

La cama (mancha) batida el domingo. No recuerdo el nombre pero significaba "EL CULO"


Didah, mi mochilero en el reducidisimo paso de la cama el domingo


La GABA (el monte) con predominio de brezos y alcornoques sin descorchar, es simplemente impenetrable


De frente y dando buena cuenta de unos deliciosos "pollos a la moruna", vemos a Horacio Arenas, Antonio Palomo, Antonio Doncel y Joaquín Benet


Un poco de buen humor nunca está de más. Aquí luzco un gorrillo de oficial del Tercio, mi segundo trofeo, al margen de los amigos, cobrado en Marruecos por gentileza de Antonio Palomo


Animada charla durante la comida


 Dentro de una tienda de la fantástica Medina, de Tetuán, mientras esperabamos un Té con hierbabuena


Abigarrado aspecto de la Medina aun antes de la hora punta. ¡Menuda mojada cogimos!


Vuelta a la península en el impresionante catamarán de 1800 Tn.

Espero no haberos aburrido con esta extensa entrada, pero se me habían acumulado demasiados acontecimientos que no quería dejar de compartir con vosotros.
Un abrazo y buena caza.




lunes, 2 de enero de 2012

COMPONER EL CAMPO EN UN PUESTO DE MONTERÍA

     
Amigos de mi Blog: Como este mes me toca “calentar banquillo” en Trofeo (no así en su versión Trofeo Caza Mayor que acaba de salir en los quioscos, y en el que continúo con el farragoso -pero interesante tema- de las homologaciones), he pensado que no es mal momento para iniciar la introducción en este rinconcito que compartimos, de la que fue mi primera serie continuada de artículos en “mi” revista.





Este primer artículo fue publicado en diciembre de 2009 y titulado “Componer el campo”. El artículo lleva aparejada una jugosa anécdota que me pone en mi justo lugar: el de montero de a pie siempre dispuesto a tomar buena nota.

Aquella colaboración tuvo tal repercusión en la dirección de la revista (comandada entonces por José Ignacio Ñudi, al que todos deseamos una pronta recuperación), que dio lugar a una serie de artículos entre los cuales os iré colgando los correspondientes a temas tan sugerentes como “El Remate de las reses”, “El pisteo”,   “Jugar el lance” o “De las dichas de los perros” entre otras.
En fin, que espero que os guste esta primera entrega. Para acceder al escaneo de aquel artículo solo tienes que pinchar AQUÍ.