lunes, 24 de septiembre de 2012

INTERCAZA 2012 y MI LIBRO.

   Amigos de mi blog:

Esta es una de esas entradas que me dan un poco de vergüenza por aquello de que no me gusta que nadie piense que utilizo mi blog como plataforma de ventas directas de mi obra literaria.

Por otra parte sería estúpido por mi parte no decir nada pues se trata de la presentación oficial en sociedad, gentileza de la propia organización de INTERCAZA Córdoba, feria que ya de por sí justifica la visita de cualquier cazador al que le coja a mano. Se trata ni más ni menos que de la XVI edición, lo que la convierte en una de la más veterana de Andalucía y casi de España. Pensemos que referentes como FICAAR Madrid cumple su XV edición si no me equivoco, y que la de nuestra vecina Jaén, IBERCAZA, magnífica por otra parte, este año cumple su VI edición. ¿Y qué decir de SURCAZA Sevilla?

Para mayor lucimiento este año estrenamos nueva ubicación en el extraordinario pabellón Cajasur del PARQUE JOYERO de nuestra capital, y que se suman a la oferta tanto los deportes al aire libre como nuestros hermanos pescadores. Hemos de estar agradecidos a la Diputación de Córdoba y a la Confederación Andaluza de Federaciones Deportivas, con la de Caza a la cabeza. Es de justicia decir que mis buenos amigos Sergio Sánchez Castañer y Rorry Barbudo se han dejado la piel en el empeño: Organizar tantas actividades, que ya comenzaron hace semanas en varios pueblos de la provincia, y que culminaron este pasado sábado con una exhibición de Rehalas en pleno centro de la capital, incluido el paseo de varias colleras por la calle Cruz Conde, la más transitada sin duda, con sus perreros a la cabeza ataviados a la antigua usanza, tiene su miga. ¡Lo nunca visto!

Pues es en tan importante evento y rodeado de 90 stands, donde el próximo viernes 28 a las 19,00 horas y en el AULA DE LA ORGANIZACIÓN, tendré el gusto de presentar mi libro "40 AÑOS MONTEANDO NARRADOS EN PRIMERA PERSONA" que podré firmar y dedicar a cuantos ya lo tengan, y a aquellos que lo adquieran. Del mismo modo la presentación se hará extensiva a mi otro libro, "LA MONTERÍA ESPAÑOLA" que ha publicado tanto TROFEO como JARA Y SEDAL y regalado a sus suscriptores y compradores. Lógicamente no dispongo de más ejemplares que el de muestra, dado que no se vende, pero como seréis muchos los que lo tengáis, os lo podré dedicar de mil amores.










De igual forma me encontraréis todo el sábado en la feria y a través de la propia organización o de las armerías Cabello y Varona, podréis dar conmigo aquellos que queráis que os lo firme.

Para acceder al programa completo de INTERCAZA 2012 pincha AQUÍ.

Recibid un fuerte abrazo y besos para las señoras.

viernes, 21 de septiembre de 2012

ARTES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN: EMPATILLAR LOS CONEJOS




Amigos de mi blog:
Es mi intención –poco a poco y cuando venga a cuento– ir dejando constancia para que no desaparezcan en la noche de los tiempos, muchas artes que antes eran absolutamente comunes en nuestras cacerías o labores de campo y que ahora, entre que ya no son necesarias o que están prohibidas por la ley, se encuentran condenadas al olvido, pero eso no significa que no existieran y que no formen parte de nuestro acervo cultural. No digo que se utilicen, ojo, digo cómo eran y que existieron. Vamos, que “entre todos la mataron y ella sola se murió”.

Septiembre de este año en un día de manchoneo en Campillos Altos. No se dio nada mal pues eramos pocos y bien avenidos. Observad los perretes conejeros que aparecen en segundo plano

          Entre ellas podemos contar con la inmensa variedad de trampas para toda clase de animales; desde el más grande de los cochinos, al pequeño pichirubio o zorzal, pasando por todo tipo de las antes denominadas “alimañas” con lazos, perchas, losetas o costillas, y capturables hoy solamente mediante trampas antiestress perfectamente homologadas. Del mismo modo se pierde irremisiblemente el uso del trabuco en nuestras monterías de Sierra Morena, o el modo de transportar las reses a lomo de caballerías correctamente amarradas. La lista no tendría fin.

         Hoy quiero, recién terminada la media veda y el desconeje, sacar a colación el modo tradicional de preparar los conejos para su cómoda evisceración y transporte, y es que, jóvenes amigos, no siempre se disponía de zurrón (o se prefería cazar sin él, se llenaba, etc.), y mucho menos de los comodísimos chalecos con mil adminículos que hoy usamos casi todos. Era, como digo, muy frecuente salir a recechar o manchonear conejos con canana, escopeta y… vaya usted con Dios. En estos casos se hacia imprescindible saber empatillar –o engarronar, apiolar o aparejar, como se dice también aquí y en otras regiones y lo avala el diccionario RAE– para poder llevar los lagomorfos de modo seguro, uno a uno o por parejas, ensartados en el cinturón o la canana, quedando a una altura conveniente del suelo. Eso de utilizar las anillas portapájaros (que también se pueden apiolar utilizando dos plumas remeras atadas) eran ganas de ir tropezando o perderlos en el campo por romperse el cuero del aparejo o el cuello del animal enganchado en cualquier apretón de monte.

     El podenquete, actuando de 'quitaor', le entrega el conejo al batidor. ¡Cómo disfruté ese día!

El proceso es tan fácil de ejecutar -no más de medio minuto si se está acostumbrado- como difícil de describir con palabras. Recurriré a una serie de instantáneas que he recopilado este verano para, ayudadas con comentarios a pie de foto, intentar hacerme entender. En cualquier caso, os lo aseguro, es tan intuitivo que le saldría casi por lógica a cualquiera de vosotros. Probad y lo comprobareis.

En fin, ya sabéis como funciona esto. Clicad sobre AQUÍ para acceder al reportaje fotográfico.

Recibid un fuerte abrazo y besos para las señoras.

lunes, 10 de septiembre de 2012

HISTORIA DEL SIETE


Amigos de mi blog:

Hoy os traigo un artículo aparecido en la revista Hunters de marzo de 2002. En él, el autor nos narra el cobro de un corzo al RECECHO, así, escrito en mayúsculas, pues como bien nos dice Miguel Ángel Búa citando a Ortega y Gasset, "Un animal se afana en cazar, mientras el otro en no ser cazado".

Todos sabéis que a mí lo que me saca de mis casillas es la montería, mas admito que un rececho como este, con siete salidas de lucha "contra" el duende y las circunstancias, no es que merezca las ya citadas mayúsculas, es que se merece ser resaltado en negrita.

Miguel Ángel Búa (padre e hijo) compartiendo desayuno antes de salir tras "El 7"

Es esa lucha entre dos elementos perfectamente individuales, lo que siempre me recuerda la cita que Rudyard Kipling nos hace en su celebre obra "El libro de la Selva" que tanto daño nos ha hecho al ser llevada al cine por W. Disney. En esa obra está inscrito un cuento titulado "Rikki Tikki Tavi" hablando de un  meloncillo  -para nosotros- y su perseverante lucha contra la malvada cobra. En él se viene a decir, y cito de memoria por lo que os ruego comprensión: "Tan solo era una mangosta más.... pero para mí acabó por ser la única en el mundo". Tengo para mis adentros que algo parecido nos pasa cuando vamos tras una pieza concreta. ¿Es competencia? ¿Quizas un reto personal?... No: Yo creo que es admiración, y su muerte solo una obligación; pero claro, este es mi punto de vista.

Conozco personalmente a Miguel Ángel Búa, y he visto "El 7" colgado de la pared de su salón. Como quiera que es montero viejo, y un perfecto y cabal caballero, incapaz de mentir ni para adornar un lance, no me cabe ni la menor sombra de duda de que esta historia se ajusta fielmente a la realidad. ¡Pasad y leed!

Como siempre, clicad en AQUÍ para acceder al escaneo de la publicación original. Ojalá disfrutéis con su lectura tanto como yo lo he hecho.

Un abrazo para todos y besos pera las señoras.