viernes, 27 de diciembre de 2013

MADUREZ A LOS 15 AÑOS - LO QUE TODO JOVEN MONTERO DEBERÍA SABER

Amigos de mi blog:

No quisiera dejar pasar esta entrada sin que me sirva de FELICITACIÓN NAVIDEÑA. Ojalá todos paséis estos días en la buena compaña de vuestras familias y amigos, en paz y felicidad... y que el nuevo año que ya da aldabonazos en la puerta de la sierra conforme se sube por el Puntal del Macho, os traiga buena caza, de esa pura y sin embotellar.


En esta ocasión os obsequio con el artículo que publique este mes de diciembre en mi revista TROFEO. Yo lo titulé Madurez a los 15 años, más por aquello del marketing la redacción lo ha titulado Lo que todo joven montero debería saber.



  A nadie quiero engañar y menos con algo tan superfluo como el aspecto. Este es el mío la semana pasada en Las Peñas (Aroche, Huelva). Mucha barriguita, bastante torpeza física... pero también horas de vuelo para dar y tomar...by regalar algunas.


En contrapunto con estos funestos días repletos de accidentes, he querido recordar una montería que, si bien leéis, podréis sacar bastantes enseñanzas. Antes llegábamos perféctamente formados a esas edades críticas simplemente porque se nos dejaba cazar fueraparte de padres o tutores. Nuestros maestros fueron los mejores más allá de parentescos y, claro, eso terminó por notarse. Como olvidar a mi tío Beni, a D. Fernando Cadenas, a Antonio El Corchos o a Francisco el de Mesas Altas... en asunto de reses, o a Antonio El Tarta o Gabino en lo que a leer el campo y el paso de montería o de conejos se trataba.

     Os dejó aquí esta captura de pantalla de la peli que me grabó Juande Bonilla. El secreto está en no parar la mano... no obstante lo cual ¡¡Fallé el primer tiro a cascaporro!! Lo pude arreglar pero el marronazo fue mayúsculo

Por mi parte veré cumplido mi deseo si alguien extrae alguna conclusión o simplemente si le acerca a los buenos recuerdos de aquellos años en que todo era libertad y felicidad.

Como por fortuna nuestro amigo Miguel Ángel Búa ha recuperado su capacidad informática, volvemos al viejo método del pincha AQUÍ para acceder al escaneo del original, tal cual aparece en la revista.

Recibid un cordial abrazo y besos para las señoras...y por supuesto: Feliz Navidad

Lolo Mialdea.

lolomialdea@gmail.com

sábado, 7 de diciembre de 2013

EL LANCE DE MI VIDA. CUATRO VENADOS

Amigos de mi blog:



Existía en la revista TROFEO (Mayo de 2.010) en tiempos en que su director era el hoy honorario e inmarcesible José Ignacio Ñudi, una sección en que se invitaba a cazadores destacados por su larga y limpia trayectoria - ¡No digo que la mía sea un ejemplo, quede claro - a que relataran el que consideraban el lance más importante de su vida como cazador o montero.



                      Realmente aquel venado de 15 puntas fue el primero medio bueno de mi vida

Confieso que me costó una barbaridad decidirme por este que al final elegí pues es cierto que en mis más de 40 años monteando "me ha pasao de to", desde remates sangrientos y complicadetes con el cuchillo a macarenos más enteros de lo que yo hubiera querido, a fallos garrafales dignos de inmortalizarse, a sustos memorables y risibles, pasando por tener que sacar a un venado de un pantanillo arreándolo con una tarama de jara evitando así que se lo comieran los perros. En fin, que sería empezar y no parar y por eso llevo escritos algunos libros.

Como se puede apreciar hubo juega "torera! a consta de mi veanao. "El Cordobés" aparece en la foto con el que, según la prensa "rosa", era su ciervo que ya pendía de la chimenea deVillalobillos


Como digo elegí este lance quizás por mi poca edad - entonces - o por las circunstancias para mi casi de infarto, así como la anécdota paralela con el famoso matador de toros Manuel Benítez "El Cordobés", y como está escrito negro sobre blanco y como aun no siendo un río no me quiero ni puedo volver, aquí os dejo EL LANCE DE MI VIDA y juzgad vosotros si tuvo o no su aquel.





                                                            Recorte de la revista SEMANA


Un fuerte abrazo para todos y besos para las señoras.

Lolo Mialdea 
lolomialdea@gmail,com