jueves, 11 de junio de 2015

CARTA DE UN MONTERO, PESCADOR Y EDITOR DE VIDEOS

Amigos todos:

Ante todo disculparme por mi larga ausencia en mi propio blog, y es que cuando pega el temporal de firme solo queda meterse detrás de una piedra, al socaire, y aguantar lo que te echen a pie firme.
El caso es que nuestro buen amigo Juan de Dios Bonilla, muy conocido en este blog por sus numerosos reportajes de caza, me mando una carta que ha publicado en su propia web y que por su contenido y buen juicio - y cierta calidad a la hora de escribir, que sabéis que es condición "sine qua non" para aparecer por aquí - me ha decidido a publicarla por este otro canal que me es propio
Que si, que ya se que es lo mismo que tantos expresan de continuo, ya lo se, mas me apetece que lo leáis y expreséis vuestra opinión.
Sin más le cedo los trastos de escribir a Juande y si lleva razón "que Dios se lo premie, y si no que se lo demande"
Recibid un cariñoso abrazo y besos para las señoras
Lolo Mialdea

                                              
                                               Juande en su faceta de cámara de vídeo


Si me lo permiten ustedes, quisiera hacer una pequeña reflexión, que considero importante y que nos atañe a todos los aficionados y amantes de la Caza y de la Pesca.
 Actualmente, y desde hace 6 años, me dedico de forma autodidacta a la realización y producción de Reportajes y Documentales sobre Caza, Pesca y Naturaleza. Exhibo mi trabajo a través de un Canal de YouTube y de una página Web. A parte, mis compañeros y yo tenemos un perfil aquí, en Facebook, (Naturaleza, Caza y Pesca)
Es posible pues, que muchos de ustedes me conozcan y así mismo mi Facebook y canal de YouTube y Web.
La cuestión que me atañe y que me hace reflexionar, viene derivada y motivada por la cantidad de lindezas y sutilezas que a diario debo soportar, sobre todo de visitantes a mi Canal de Youtube. Lindezas referidas a la virtud de mi querida madre, a la honestidad e integridad de mi padre y sobre las cosas que más de uno dice que le hace y hace – ya quisiera él - con mi mujer mientras estoy cazando, pescando o realizando alguno de mis reportajes. Pero eso amigos míos, en el fondo me resbala, no me causa ansiedad ni desasosiego, entre otras cosas, porque para que los comentarios de los internautas y espectadores aparezcan en mi Canal, primero los tenemos que aprobar algún miembro de mi equipo o yo, y como es lógico, son eliminados sin tan siquiera terminar de leerlos.
 Quizás si estos energúmenos impresentables sin educación ni calidad humana alguna, que por qué no gustan de estas nobles actividades de la Caza y la Pesca, las atacan con el insulto, la vejación y las amenazas - que por cierto son delito - fueran conscientes de que lo que escriben es baldío y estéril, porque no va a llegar a nadie, ni nadie lo va a leer, quizás no perderían el tiempo miserablemente, ni tampoco perderían su dignidad humana. ¡Pero no, amigos míos! No son estos los que me preocupan. Los que me preocupan verdaderamente y los que me hacen reflexionar e inquietarme seriamente, son otros, son los que escriben y piensan cosas como esta, que cito textualmente, con el arte del copia/pega:
"YBR125R Hace 1 día: A pesar de que parezcamos muy civilizados, avanzados y tener tanta tecnología Seguimos siendo los mismos seres primitivos y salvajes de tiempos antiguos, no hay tanta diferencia entre los cavernícolas de hace tiempo y nosotros, solamente que antes cazaban para sobrevivir, ahora maltratamos a los animales por deporte sintiéndonos lo máximo. No me importa que menciones que es legal y para control de exceso de población eso no quita que ahora solo es por deporte. Viva el canal de este neandertal. Saludos."
¿Qué significa esto? Pues para mí significa que hemos o estamos fracasando en un concepto y una cuestión muy importante, de la que quizás dependa el futuro de nuestra afición y nuestra actividad. Mientras existan individuos que opinen y piensen así, quiere decir que la sociedad no es consciente de la importancia que supone la Caza y la Pesca (La bien entendida, no la furtiva ¡Por supuesto!) como medio regulador y sostenible del medio ambiente, como recurso natural renovable, susceptible de explotación racional, motor de desarrollo económico en el medio rural y actividad favorecedora y depositaria de un servicio inestimablemente a la conservación de muchas especies, que en el siglo en el  que estamos, de otra forma se habrían extinguido ya. 
Ciertamente, como dice este señor, (al menos se despide con un "Saludos" y no con un insulto, vilipendio o infamia) la Caza y la Pesca, han evolucionado desde los albores de la humanidad, en los que subsistíamos como cazadores, pescadores y recolectores. Actualmente, desde las ancestrales revoluciones agrícola e industrial, estas actividades ya no son esencialmente necesarias, para nuestro sostenimiento. Pero precisamente por las anteriormente citadas revoluciones agrícola e industrial, así como por el actual desarrollo demográfico y tecnológico del mundo en el que vivimos, el medio natural y los distintos ecosistemas, (en la mayoría de los casos) no son capaces de regularse ya a sí mismos y es ahí donde precisamente interviene el importante papel de la Caza y la Pesca sostenible, como medio de subsanar y corregir esta grave deficiencia ¡Sí! Ciertamente, provocada por el hombre, pero deficiencia al fin y al cabo. A mi modesto entender, esta es la evolución que ha sufrido la caza, desde nuestra Prehistoria hasta nuestro presente y, actualmente, con respecto a esta cuestión existen dos tipos de individuos; los que han perdido el instinto y los que aún lo conservan, y parece ser que estos primeros, no están por la labor de comprender y respetar a los segundos y mucho menos, entender la función que como Cazadores y Pescadores desempeñan en el mundo actual. Evidentemente practicamos estas actividades por afición - a nadie vamos a engañar a estas alturas, - pero también es cierto que de nuestra actividad bien entendida, regulada y legislada, se derivan las anteriores y beneficiosas consecuencias para el medio ambiente. Técnicos medio ambientales, biólogos, investigadores, profesores y ecologistas serios y de verdad, así lo entienden, aunque parece ser que no así lo difunden convenientemente y por eso considero de vital importancia, las labores de divulgación y concienciación social, ya que la mayoría de los profanos, solo entienden, o quieren entender, que nuestra actividad es matar animales y obtener placer o satisfacción por ello.
Posiblemente la mayoría de nosotros tenemos todo esto claro, pero mientras el resto de la sociedad, no lo vea también diáfano, estamos fracasando en nuestra labor y condenando nuestra actividad a su desaparición. Tengan en cuenta ustedes, que voces como las del individuo anteriormente mencionado y citado, son cada vez más numerosas y cada vez más tenidas en cuenta.


                                                          Juande como pescador

Reflexionemos pues y hagamos un análisis y examen de conciencia si queremos ver la continuidad de nuestra actividad y nuestra afición, siendo además conscientes como lo somos, de que la total y absoluta prohibición de la caza y la pesca, (aunque parezca un contrasentido) supondría un desastre ecológico de magnitudes casi insospechables, para el medio ambiente, con picos poblacionales descompensados y preocupantes de la mayoría de las especies, con plagas destructoras incontrolables y con la extinción de muchas especies, en otros casos, vegetales y alimento primario por lo demás.
Perdonen ustedes tan extensa disertación, pero no he sido capaz de resumirla en menos líneas y consiéntanme también, con permiso de los administradores, invitarles a realizar un pequeño recorrido por mi Canal de YouTube; Juan de Dios Bonilla, por mi Web y por mi Facebook; Naturaleza, Caza y Pesca. Es totalmente gratuito. Yo no vendo nada, solo exhibo mi trabajo y realizo o pretendo realizar funciones de divulgación, como lo haría cualquier artista en una galería, y lo único que percibo, son pequeñas cantidades por la publicidad que YouTube y la Web inserta en mis reportajes, que apenas dan para cubrir los gastos, pero al menos son un reconocimiento a la labor y el esfuerzo ¡Vamos! Lo que un parroquiano diría; para que no se te quede la cara de idiota por la inversión realizada en cámaras de alta definición, equipos informáticos, programas de montaje y edición de vídeo, horas de trabajo (quitadas al tiempo libre y a la práctica de la caza y la pesca) y los gastos y dietas de desplazamiento.

En Córdoba a 5 de junio de 2015
Juan de Dios Bonilla
judaragor@gmail.com
 Web: http://www.naturalezacazaypesca.com/