viernes, 3 de agosto de 2012

MI PRIMERA EXPERIENCIA MARROQUÍ


Amigos de mi Blog: Realmente, en este caso concreto, bien me podía haber ahorrado escribir esta entradilla y copiar cualquier párrafo del texto. Con seguridad tendría más "gancho" que lo que aquí pueda expresar, pero sucede que he de dar alguna explicación.

Este artículo se publicó en Trofeo Caza Mayor del mes pasado, pero por las lógicas exigencias de espacio, me vi obligado a reducir MUCHO la extensión del texto y aun más que lo recortaron en la redacción.

La opción que elijo, en este caso, es daros las dos versiones: Podéis ir diréctamente al escaner de "mi" revista y así debéis hacerlo para ver el abundante material fotográfico; mas aquellos que gusten de la lectura pormenorizada de los hechos, con toda la fuerza de lo escrito con el corazón e improvisádamente -sin pensar apenas en las formas- y aun a riesgo de incurrir en alguna redundancia, e incluso que se cuele algún acento malamente situado (el teclado se me da fatal), os aconsejo que leáis la opción del relato primigenio. No diré más y os dejaré que os forméis vuestra propia opinión.

Con mi jalufo, la gente que batía la gaba y los perros.

Para terminar he de decir que el que suscribe ha cobrado muchos cochinos - aunque suene a inmodestia me da lo mismo - casi todos en montería. Bastantes de ellos son auténticos "aparatos", e incluso con alguno hube de acabar el lance en pleno agarre y a fuerza de cuchillo... Casi siempre solo con los perros o sin más testigo que mi secretario (las pruebas están marcadas en mi piel), mas siendo tremendos algunos casos, NUNCA he estado tan al borde de echar el corazón por la boca de pura tensión como es estos dos días monteando la gaba marroquí. Creo haber sabido trasmitir lo que sentí, y lo digo otra vez con una altanería propia de mi maestro Covarsí, y como así lo creo, corro el riesgo y lo dejo a vuestro criterio.

Sin más pincha  primero AQUÍ (1) para acceder al articulo escaneado, y despues AQUÍ (2) para leer el texto original. Os dejo un cachito de mi alma de montero antiguo y descarnado.

    Recibid un fuerte abrazo y besos para las señoras

No hay comentarios:

Publicar un comentario