lunes, 10 de septiembre de 2012

HISTORIA DEL SIETE


Amigos de mi blog:

Hoy os traigo un artículo aparecido en la revista Hunters de marzo de 2002. En él, el autor nos narra el cobro de un corzo al RECECHO, así, escrito en mayúsculas, pues como bien nos dice Miguel Ángel Búa citando a Ortega y Gasset, "Un animal se afana en cazar, mientras el otro en no ser cazado".

Todos sabéis que a mí lo que me saca de mis casillas es la montería, mas admito que un rececho como este, con siete salidas de lucha "contra" el duende y las circunstancias, no es que merezca las ya citadas mayúsculas, es que se merece ser resaltado en negrita.

Miguel Ángel Búa (padre e hijo) compartiendo desayuno antes de salir tras "El 7"

Es esa lucha entre dos elementos perfectamente individuales, lo que siempre me recuerda la cita que Rudyard Kipling nos hace en su celebre obra "El libro de la Selva" que tanto daño nos ha hecho al ser llevada al cine por W. Disney. En esa obra está inscrito un cuento titulado "Rikki Tikki Tavi" hablando de un  meloncillo  -para nosotros- y su perseverante lucha contra la malvada cobra. En él se viene a decir, y cito de memoria por lo que os ruego comprensión: "Tan solo era una mangosta más.... pero para mí acabó por ser la única en el mundo". Tengo para mis adentros que algo parecido nos pasa cuando vamos tras una pieza concreta. ¿Es competencia? ¿Quizas un reto personal?... No: Yo creo que es admiración, y su muerte solo una obligación; pero claro, este es mi punto de vista.

Conozco personalmente a Miguel Ángel Búa, y he visto "El 7" colgado de la pared de su salón. Como quiera que es montero viejo, y un perfecto y cabal caballero, incapaz de mentir ni para adornar un lance, no me cabe ni la menor sombra de duda de que esta historia se ajusta fielmente a la realidad. ¡Pasad y leed!

Como siempre, clicad en AQUÍ para acceder al escaneo de la publicación original. Ojalá disfrutéis con su lectura tanto como yo lo he hecho.

Un abrazo para todos y besos pera las señoras.

5 comentarios:

  1. Bonito relato y número Miguel Angel, si Señor!!!

    ResponderEliminar
  2. Augusto Jiménez Calvo12 de septiembre de 2012, 19:50

    Buen y bonito relato del padre de Miguel Ángel, alguna vez en nuestros viajes a las monterias hemos hablado de supersticiones, manías y demás y nunca menciono Miguel Ángel lo del 7, eso seguro que solo es cosa de su señor padre, el no tiene esa manía tiene otras como las muchas que yo tengo ¿verdad Miguel Ángel? yo los llamo rituales y si se hacen bien la cosa sale fina y sino bolo para casa.

    ResponderEliminar
  3. Miguel Ángel Búa (padre)12 de septiembre de 2012, 22:14

    Me ha gustado mucho volver a releer este relato escrito y vivido por mí hace ya 11 años. Me he sentido más joven!!!.
    Gracias, Lolo, eres especial. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Miguel:Tanto tu hijo como yo mismo queriamos que fuera una pequeña sorpresa, pero si me dices que has revivido el lance y que "Me he sentido más joven!!!"....pues ya ha cumplido todas las espectativas que había puesto en el asunto intentando escribir una entradilla "diferente".

      Un gran abrazo, Miguel
      Lolo

      Eliminar
  4. Miguel Ángel Búa (Hijo)13 de septiembre de 2012, 0:27

    Bonito y emocionante relato. Yo lo viví de primera mano y doy fe de que aquello resultó realmente trabajoso; pero por ello mismo la satisfacción personal y el pleno cumplimiento de unas expectativas, dieron como resultado no solo una magnífica pieza, si no un sentimiento profundo de superación que aun hoy perdura en su memoria cada vez que, con intima devoción, recrea el lance contemplando el trofeo. No es por que sea mi padre, pero estoy muy orgulloso de él. ¿Quién si no me ha enseñado todo lo que del campo sé?.
    Gracias, Lolo, por desempolvar este bello lance. Un abrazo
    PD: Augusto, los rituales son necesarios (tú y yo lo sabemos)Como para olvidarse la peseta de anís!!!!!

    ResponderEliminar